Buenos Aires es una ciudad de gran tamaño, con gran diversidad cultural, con una muy buena oferta gastronómica y con lugares que valen la pena conocer. Vamos a ver que se puede hacer paso a paso en un día entero.

Algunas curiosidades sobre Buenos Aires:

Es una de las 5 ciudades con más teatros en el mundo.

Las palmeras de la plaza de mayo son originarias de las islas canarias, y fueron traidas desde rio de Janeiro.

El obelisco pesa nada más y nada menos que 70 toneladas y   fue montado en 60 días.

El edificio Kavanagh ubicado en florida al 1000, es el primer edificio con aire acondicionado y calefacción en Argentina. Tienen la estructura en hormigón más alta de Sudamérica. La UNESCO lo declaró patrimonio mundial de la humanidad en 1999.

Un día entero en Buenos Aires

Alberto Castillo cantaba en la década del 40 un vals llamado 100 barrios porteños. Tanto se popularizo que mucha gente lo tomo como una verdad y se convirtió en parte de la cultura. Lo cierto que la cantidad de barrios son 48, los cuales se hacen muy difíciles de recorrer en 24 horas, teniendo en cuenta que deberíamos dedicarle media hora a cada barrio sin contar el transporte y claro, sin dormir aunque sea unos 15 minutos de siesta. Pero como la cultura adopto los 100 barrios Porteños siempre se puede agravar diciendo que los recorreremos en 24 horas.

Lo que si vamos a hacer es un recorrido por los puntos más interesantes a visitar en la ciudad, esos que a los turistas les encanta y aquellos que también los propios Porteños llevamos como bandera pero que a veces no conocemos.

Nos abstraeremos de nuestra naturaleza y eliminaremos las horas de sueño, serán 24 horas activos recorriendo esta hermosa ciudad. ¿Comenzamos?

El gato negro

A fines de la década del 20, llegó a buenos aires desde España, Victoriano lopez Robredo y luego de casarse con una mujer argentina, decidieron abrir un negocio de especias en avenida corrientes entre Montevideo y rodriguez peña, en donde todavía se encuentra el mismo lugar. El lugar se llama :El gato negro.

Aroma y sabor

Sólo con atravesar su entrada entenderemos por qué se convirtió en clásico. Los aromas de las especias perfuman el lugar. Allí se puede tomar una gran cantidad de Té diferentes u optar por un exquisito café molido. Parte de la historia de la ciudad sucedió en este lugar, miles de personas han pasado en sus más de 90 años de actividad. Toda una gran energía para comenzar el día con un buen desayuno. No hay que dejar de probar el café con Cargamomo.

Cerca de “El gato Negro” a unas 5 cuadras apenas está el teatro Colón, es una buena oportunidad para visitarlo teniendo en cuenta que fue renovado hace muy poco tiempo y conserva aún su acústica, que para muchos es la mejor del mundo. Sólo pasar para ver su estructura y tomar fotos es una buena idea.

Centro Cultural Recoleta

A 15 cuadras del Teatro Colón (las cuales podemos aprovechar para hacer caminando e ir metiéndonos de a poco en el barrio de Recoleta), está el Centro Cultural Recoleta.

Estuvieron un año reformándolo para inaugurar todas sus salas recién hace pocos días. El lugar recibió una inversión de $ 114 millones de pesos.

El centro cultural recoleta cambio su forma de mostrar el arte, lo que trajo mucha controversia entre antiguos trabajadores. La cultura Hip-hop, las redes sociales y la tecnología; atraviesan por completo al espacio hoy en día. El frente fue intervenido artísticamente con un diseño muy urbano y todo su interior hace hincapié en la tecnología. Además, las muestras estan llevadas a lo urbano: hay un vagon de subte intervenido, una escultura realizada con billetes de 100 fuera de circulación, una sala en dond se reproducen gifs, otra sala en donde todo es alfombra y la única forma de entrar es descalzándote; etc.

Controversia

Según Blasco, la subsecretaria de políticas culturales: «Hay un segmento de jóvenes, entre los 13 y los 17 años, que está contando el mundo, que le está poniendo nombre a las cosas que les pasan, que tiene códigos nuevos y el objetivo es ponerlos en contacto, que esas cosas tan potentes que hasta ahora realizaban en simultáneo pero disgregados se retroalimenten, reunidos en esta casa nueva que es hoy el Recoleta», resumió Blasco.

https://www.ambito.com/reabrio-el-centro-cultural-recoleta-icono-fundamental-la-escena-portena-n5010048

Por un lado tiene razón, el mundo está cambiando y las formas de expresarse también lo hacen: el arte muta, la tecnología se mete en medio de la creación y el hecho artístico comienza a ser diferente. Por otro lado, también se respeta la postura de los más conservadores del arte aunque cuando se quiere cercenar la cultura todo dicho queda fuera de lugar.

La biela

Ya habremos pasado la hora del almuerzo cuando salgamos del centro cultural, así que podemos ir a “La Biela”, una mítica cafetería de Recoleta, en donde Borges acostumbraba a sentarse y tomar café, escribir y charlar con quién sabe cuantos otros artístas. Hay que conocer esos lugares en donde la cultura cambió la historia o en donde el arte dejó una marca en nuestra fibra más intima.

Palacio Barolo en avenida de mayo y san josé

Inspirado en la divina comedia de Dante Alighieri, al palacio se puede acceder con guía turístico (precio accesible) recorriendo los pisos más importantes hasta el antiguo faro en donde se puede ver una gran vista de la ciudad, pero siguiendo se accede a una oficina de los años 20 cuando se creo el edificio y supo ser el más alto de Sudamérica.

San Telmo

En 1871 sucedió el quiebre más importante en la ciudad de Buenos Aires cuando hablamos de historia. En San Telmo llegó la fiebre amarilla y alta sociedad que allí vivía tuvo que mudarse al norte de la ciudad y a otros barrios.

Es por eso que San Telmo es parte del casco histórico de la ciudad y conserva sus fachadas lujosas de aquellos años. Puertas y ventanas altas y estructuras trabajadas a mano. Sus calles empedradas le dan ese toque antiguo que se respira en todo el barrio.

Allí lo importante es pasear y disfrutar del aire libre, o entrar a alguno de los cientos de lugares en donde se puede escuchar, ver o bailar tango.

El mercado de San Telmo también conserva su estructura aunque pese a la gran cantidad de turistas, todavía se puede ver algo de aquel mercado de antigüedades.

La hora de la cena de acerca

y las pizzerías del centro de la ciudad como guerrín, con una exclusiva pizza.

Otra de las opciones es buscar la mejor cerveza. señoras y señores si aquí hay que hacer una mención es a “juguetes perdidos” una cerveza artesanal que supo ganas premios internacionales como por ejemplo la mejor cerveza latinoamericana del 2018. La american IPA si que vale la pena tomar. Se puede encontrar en el barrio de cañitas en una cervecería que se llama “El federal” o en Stammtichs en Nuñez.