Mochila de viaje: Dependiendo las estaciones del año, muchos países tienen más de un clima. Es por eso que al momento de elegir qué vamos a llevar conviene tener en cuenta el lugar dónde vamos. Aprendamos todo acerca de la Mochila de viaje

Premisa: La mochila debe estar equilibrada

Una mochila bien armada (con todo lo que vamos a llevar al viaje) debe pesar entre 11 y 13 kilos, siempre teniendo en cuenta que la vamos a cargar en nuestros hombros. Si bien nuestra contextura física nos puede permitir llevar más peso, es recomendable mantenernos en estos parámetros.

Necesito comprar una mochila de viaje… ¿Cuál elijo?

Dividiremos esta sección en dos partes: Tamaño y Confort

Tamaño de la mochila en litros (L)

Debe ser adecuada a nuestra estatura y nuestra corporalidad, como también al tiempo de viaje y el lugar dónde iremos.

Si vamos a viajar a lugares donde los climas son fríos, pensaremos en una mochila con mayor capacidad ya que llevaremos abrigos, borcegos y ropa de mayor tamaño.

Si haremos un viaje de varios meses, conviene una mochila más grande. Necesitaremos cargar muchas cosas, ropa y a veces comida. Es decir, más allá de lo que llevemos originalmente, es imprescindible tener espacio en la mochila.

Si vamos a ir hacia la cima de una montaña y en medio de la travesía haremos refugio, necesitaremos un tamaño mediano. Nos permitirá caminar con poco peso pero a la vez llevar todo lo que necesitamos: Abrigos, carpa, bolsa para dormir, calzado, utensillos de cocina y ollas.

Lo recomendable: entre 55L y 70L

Elección por su comodidad

Caminar con peso en la espalda no es una simple tarea ni algo a lo que estemos acostumbrados a realizar cotidianamente. La mochila debe ser cómoda y debe adecuarse a nuestro cuerpo.

Una buena forma de mantener equilibrada y con mayor estabilidad la espalda es elegir una mochila con varillas de aluminio.

Un punto muy importante a la hora de adquirirla es que tenga un protector al agua o que sea impermeable.

Debemos procurar que el material sea resistente. Es por eso que comprar una mochila es una inversión que nos debe redituar como mínimo, unos cuantos años de viaje. Buscaremos que esté hecha con tela resistente, cierres de marcas autorizadas y que haya pasado por controles de calidad universales.

Un punto a tener en cuenta y que va a facilitar muchos momentos del viaje es que se pueda acceder al interior de la mochila desde la parte superior o  inferior. Es decir, que tenga dos maneras de abrirla. Muchas mochilas tienen un cierre en toda su extensión como si fueran un bolso de viaje. Esto permite poder sacar diferentes cosas sin tener que vaciarla.

Acolchonada: las tiras, el cinturón y la espalda; son las partes donde hace contacto con nuestro cuerpo. No queremos caminar con la molestia de los borcegos pegándonos en los riñones.

¡Ahora sí, vamos a llenar la mochila de viaje!

Muchas veces creemos que todo nuestro placard debe transportase con nosotros a cualquier lugar de vacaciones.

Es un concepto bastante erróneo si lo que queremos es comodidad y no sacar a pasear nuestras pertenencias sin sentido alguno.

¡En esta sección veremos con qué llenar la mochila!

Hay prendas básicas para llevar a cualquier viaje :

Remeras: manga corta y musculosa si vamos a la playa, manga larga si vamos al frío de la montaña.

Camisas o blusas: Siempre está la oportunidad de conocer un restaurante o salir a bares por la noche, así que nunca hay que olvidar prendas que nos gusten.

Jean o pantalones cargo: No sólo para salir a pasear o para estar mejor vestido. Los jeans o pantalones cargo nos ayudan a caminar por lugares en donde necesitamos una tela con mayor grosos que resguarde nuestras piernas.

Medias: Es la prenda que siempre hay que tener de más, nunca sabemos cuándo pueden mojarse nuestros pies en un viaje.

Ropa Interior: Al igual que las medias, siempre es recomendable llevar de más.

Un calzado guardado y uno puesto, ojotas, borcegos o zapatillas de trekking y zapatillas cómodas urbanas. Dos pares es lo justo y necesario.

«Hace unos años hacía trekking por una montaña de la Patagonia Argentina y en el peor momento (siempre estas cosas pasan en los peores momentos) se rompió una de las tiras. Allí me di cuenta que algo indispensable para llevar a cualquier tipo de viaje es aguja e hilo de coser, podemos remendar nuestra mochila para poder seguir camino».

Botiquín de primeros auxilios con gasas, antibióticos, desinfectante, banditas adherentes, antialérgico y anti-inflamatorio.

Una brújula siempre es un buen objeto aunque pocas veces vayamos a utilizarlo.

Muchas mochilas vienen con silbato incluido y Gps. Ante cualquier inconveniente tendremos un elemento más para defendernos en la naturaleza.

¿Cómo distribuir el peso en nuestra mochila?

La ropa interior, las camisas y las remeras se pueden enrollar para que ocupen menos espacio y no se arruguen.

Las medias podemos ponerlas una dentro de la otra para que también ocupen menos espacio.

Los pantalones los doblaremos en 3 partes.

Si llevamos una toalla o un toallón lo aprovecharemos para poner objetos de valor dentro,como por ejemplo una Tablet.

Uno de los factores más importantes al momento de armar, es la distribución de nuestras prendas.

En LowViaje recomendamos intercalar de arriba hacia abajo objetos livianos y objetos pesados. Por ejemplo, si vamos a llevar borcegos, podemos ponerlos entre toallones. De tal manera que no sobresalgan en la espalda (puede doler mucho en largo viaje).

Siempre tener a mano remera, ropa interior y medias que se puedan extraer fácil de la mochila. Las podemos colocar en un bolsillo o en la parte superior. Si caminamos bajo la lluvia, hará el trabajo más fácil cuando lleguemos a un lugar seco.

¡Una vez que  tengas todo listo, ponete la mochila y salí a conocer el mundo!

Conocé Ilha Grande : http://lowviaje.com/ilha-grande/